Colombia se despierta con una nueva noticia, y no es precisamente el día sin IVA que deja mal parado a los gobernantes permisivos ante el enriquecimiento de los grandes almacenes de cadena, ignorando al vendedor de a pie. No, es algo aún peor: un nuevo ataque de las Fuerzas Armadas contra disidencias de las FARC, donde algunos afectados son niños que hacían parte de las filas de este grupo disidente.

A pesar de la tragedia que se vive por la muerte de los seis uniformados en manos del grupo guerrillero, el senador del Partido de la U, Roy Barreras, reveló el nuevo ataque de los militares contra menores de edad. Y nos referimos a un “nuevo” ataque porque anteriormente él mismo había denunciado la muerte de menores de edad a causa de bombardeos realizados por el Ejército en el Caquetá hace un año.

“No se sabe quiénes son. Se supone que son menores de edad militantes de algún grupo ilegal, lo que llaman disidencias, que murieron en combate con el Ejército, pero como no hubo información oficial, no la conocemos”, expresó Barreras, y afirmó que no se sabe si los menores tenían familia o si existen denuncias respecto al caso.