Mediante un comunicado, la CAR de Chocó, Codechocó, que vela por los intereses ambientales del departamento más biodiverso del Pacífico, dijo que la construcción del puerto de Tribugá, ubicado sobre la ensenada del mismo nombre, “no es una actividad compatible con el área protegida”.

Llegó a esa conclusión tras una revisión con expertos y comunidades de la región. Además dice que el proyecto “podría traer afectaciones sobre los objetos de conservación del Distrito Regional de Manejo Integrado y sobre las comunidades en general”.

¿Por qué es importante? Es el primer pronunciamiento de una autoridad ambiental sobre la viabilidad del proyecto que viene cocinándose por parte de políticos y empresarios chocoanos, caldenses y antioqueños desde hace más de 30 años, lo que pone en entredicho el aval que le dio el Plan de Desarrollo del gobierno Duque en 2019.

Foto vieja: hubo una puja en su momento entre políticos y empresarios del Valle por considerar que el puerto de Tribugá, además de tener cuestionamientos en lo ambiental, le quitaba apoyo financiero al puerto de Buenaventura, el principal del país sobre el Pacífico.