Historias

Una curva que no se aplana: los feminicidios

Lideresas, mujeres con orientación sexual diversa, niñas, abuelas, madres.

A la lideresa Juana Perea la desnudaron, la obligaron a arrodillarse y le dispararon tres veces. Es la mujer número 25 que fue asesinada en octubre. En el conteo de este mes hay lideresas, a quienes matan por ser mujeres y por lo que hacen, mujeres con orientación sexual diversa, niñas, abuelas, madres –muchas madres– y mujeres en embarazo, primas, esposas, estudiantes. Las desmembraron e intentaron esconder sus cuerpos, las intentaron desaparecer en fosas comunes, las violaron, las apuñalaron, las asfixiaron, las asesinaron a golpes, a tiros, las torturaron. Este mes, muchas fueron asesinadas por familiares, además de los asesinos de siempre, sus parejas y exparejas. 

Sabemos que las cifras sobre feminicidios cambian según las fuentes, y que en todos los casos hay un subregistro. Aún así, seguimos armando la lista de mujeres asesinadas por su condición de ser mujeres teniendo en cuenta no sólo el dictamen de la Fiscalía –que es la que tipifica el delito– sino también las condiciones en las que las mataron: por la sevicia con las que las atacaron, porque la mayoría conocía a sus agresores, o porque ocurrieron en zonas donde los cuerpos de las mujeres entran también en las disputas entre los actores armados.  

Este es el doloroso conteo de las mujeres que fueron asesinadas en el mes de octubre, y que esta revista construye mes a mes rescatando los casos registrados por la prensa —en su inmensa mayoría regional y popular— y por organizaciones que defienden los derechos de las mujeres. Sabemos que se trata de un subregistro, que además de estos hay muchos casos más.  Este listado, sin embargo, es también una postal de esta forma de violencia en Colombia.

I.

El 3 de octubre, Ana Lucía Bisbicus García, lideresa indígena Awá, estaba en un velorio en zona rural del municipio de Barbacoas en Nariño, cuando hombres armados llegaron a sacarla y le dispararon afuera de la iglesia delante de familiares y amigos. Ella tenía 50 años, había acompañado a familias desplazadas y luchado por la seguridad alimentaria en su territorio. Los armados mataron a uno de sus cinco hijos a tiros el 6 de mayo. Su esposo también es líder pero ninguno recibió protección del Estado. No hay capturados. 

II.

Michel Ramos tenía 26 años, era una mujer trans y trabajadora sexual que desde hacía unos meses se había mudado de su natal Medellín a Cartagena para conseguir más recursos para enviarle a su abuela. El 4 de octubre unos transeúntes encontraron su cuerpo asesinado con tres puñaladas en la parte trasera de la plaza de Toros. Una de las hipótesis es que Michel conocía a su agresor, un hombre conocido como ‘Carlos’. No hay capturas. 

III.

El 4 de octubre, Leidys del Socorro Peña Pérez conducía una moto por Sincelejo, Sucre. Su primo, Miguel Ángel Ortiz Bermúdez, iba de parrillero. Allí se inició una discusión porque el hombre pretendía a Leidys. El agresor la degolló y luego se cortó la mano para aparentar un accidente. Leidys tenía 45 años y trabajaba en el área contable de una empresa de construcción. Su agresor fue capturado y le imputaron feminicidio agravado. 

IV.

Amira Chavarro Enciso, de 74 años, fue asesinada y descuartizada por su hijo, Eduardo Alfonso Parra Chavarro. La policía encontró sus restos en la nevera de su casa en Quinta Paredes, en Bogotá, el 5 de octubre. El agresor fue capturado e imputado con el delito de homicidio agravado. 

V.

La policía encontró el cuerpo de Liliana Morales Bernal desnudo, con señales de tortura y golpes en el rostro. Ocurrió el 6 de octubre en una zona boscosa de Ginebra, Valle. Liliana era lesbiana y tenía 45 años. Según un familiar, su agresor sería una persona conocida que la sacó de su casa mediante engaños. No hay capturados. 

VI.

El 6 de octubre, Janeth Marlén Aragón Piñeros fue asesinada y descuartizada en su casa en el barrio Santa Rita de Suba. Según Medicina Legal, recibió dos golpes contundentes en la cabeza y sus huellas dactilares habían sido borradas. Tenía 42 años, estaba viuda y según sus vecinos, no tenía problemas con nadie en el barrio. No hay capturas. 

VII.

María Alejandra Jaramillo Soto fue asesinada a tiros el 9 de octubre en Carmen de Viboral, Antioquia cuando se dirigía a su trabajo. Las autoridades investigan el crimen como un presunto feminicidio. María Alejandra tenía 23 años y era madre de un niño de 4 años. 

VIII.

El 11 de octubre, María de los Ángeles Trejos Beltrán acudió a una cita a la casa de su ex pareja, José Daniel Vargas Almanza. Allí, discutieron y él la apuñaló en el seno izquierdo. María de los Ángeles alcanzó a huir y pedir ayuda pero murió en el hospital de Yopal, Casanare. Su hija contó que el agresor la chantajeaba, hostigaba, perseguía, celaba y maltrataba hasta que María de los Ángeles decidió terminar la relación el año pasado cuando él intentó violarla. El agresor intentó suicidarse pero fue capturado y le imputaron el delito de feminicidio agravado. María de los Ángeles tenía 36 años, tenía dos hijos de 20 y 14 años, era fisioterapeuta y tenía un jardín infantil.  

IX.

El 13 de octubre, una menor de 15 años bailó con un hombre y su novio la violó, la golpeó, y la degolló con un machete. Sucedió en Acevedo, Antioquia. El agresor fue capturado e imputado por el delito de feminicidio agravado. La niña pertenecía al resguardo indígena Maticuru de Milán, Caquetá y trabajaba en Acevedo recogiendo café. 

X.

Shirly Ruiz Llerena murió el 13 de octubre después de luchar dos días en un hospital de Cartagena después de que su hijo la golpeó con una piedra hasta dejarla inconsciente. Tenía 39 años. No hay capturados. 

XI.

Nancy Barrera López murió en la casa de sus papás en Mogotes, Santander el 13 de octubre. El médico que llegó a hacer el levantamiento de su cuerpo le encontró varios signos de violencia y su familia contó que ella se quejaba de dolor después de que su pareja la golpeó brutalmente y la amenazó si iba al hospital. Su pareja la golpeaba constantemente y por eso ella se fue a la casa de sus padres. El sospechoso no ha sido capturado. 

XII.

Paula Natalia Fernández Montoya, de 22 años, era estudiante universitaria en la Unillanos, en Villavicencio, Meta. El 13 de octubre, la policía encontró su cuerpo con señales de golpes, estrangulamiento y cubierto por una sábana. La noche anterior ella había discutido con su ex novio, Carlos Andrés Santoval Villamizar, de 23 años. El agresor fue capturado por el delito de feminicidio agravado y se allanó a los cargos. 

XIII.

Angie Hernández Ballesteros salió de su casa en Achí, Bolívar, con un amigo. Su familia no tuvo noticias de ella hasta el 14 de octubre, cuando la policía encontró su cuerpo desnudo y con el rostro desfigurado por golpes. Angie tenía 21 años y era madre de tres niños. 

XIV.

Leidy Johanna Marulanda Torres tenía 28 años, 8 meses de embarazo y vivía en Buenaventura, Valle con su pareja. El 16 de octubre, la pareja discutió y el hombre le disparó. Leidy murió pero los médicos lograron salvar a su bebé. El agresor, Roberto Causado, fue capturado por los delitos de homicidio y porte de arma de fuego. Ya tenía delitos de homicidio en concurso heterogéneo con tráfico, fabricación y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones; además, ya tenía antecedentes por extorsión.  

XV.

Francy Estela Grajales Jaramillo fue asesinada con 34 puñaladas por su expareja en Envigado, Antioquia. Ocurrió el 17 de octubre y delante de los dos hijos menores de edad y de la madre de Francy. Ella había terminado la relación con su agresor hace un año, después de años de sufrir violencia intrafamiliar. Francy tenía 35 años, era ama de casa. Su agresor fue capturado cuando los vecinos intentaban lincharlo. Tenía antecedentes por lesiones personales, acceso carnal violento y violencia contra servidor público. 

XVI.

Heidy Elizabeth Ocampo Granada desapareció el 9 de octubre de su casa en el barrio Doce de Octubre de Medellín. Seis días después, la desaparición fue reportada al CTI de la Fiscalía que encontró su cuerpo, dos días después en una finca de Copacabana, Antioquia. El cuerpo estaba semidesnudo y envuelto en una cobija. Según la Fiscalía fue asesinada dentro de la casa y luego enterrada en una fosa en una zona boscosa. El agresor, Adolfo León Arango Tobón, se entregó a las autoridades que le imputaron el delito de feminicidio agravado. Heidy era aseadora y trabajó en la Alcaldía de Medellín hasta septiembre, cuando la despidieron. Era madre de tres hijos. 

XVII.

El 19 de octubre, los vecinos de Nayelhy Tahimar Ramírez escucharon sus gritos y llamaron a la policía. Cuando llegaron, encontraron su cuerpo con 30 puñaladas en el pecho, la cara y el abdomen y a su pareja con heridas autoinfligidas en el cuerpo con el mismo cuchillo. Nayelhy tenía 22 años y acababa de llegar a Bogotá desde su natal Venezuela. Su agresor fue capturado por el delito de feminicidio.

XVIII. 

Daniela Artunduaga Aristizábal tenía 24 años y tenía 4 meses de embarazo. El 19 de octubre fue a comprar algo a una estación de servicio de Cali cerca al lugar de comidas rápidas donde trabajaba. Allí, se encontró con un hombre, conversaron unos minutos y el hombre le disparó en la cabeza y huyó. Daniela murió en el lugar y la policía descartó un robo porque tenía todos sus objetos personales. No hay capturados. 

XIX. y XX.

El 20 de octubre, Jennifer Alexandra Ortega Gil, de 9 años, y su abuela, María Gavina Gaviria, de 73, fueron a recoger leña cerca a su casa en Colón, Nariño. Allí, un hombre apuñaló a su abuela y le arrebató a la niña, la violó y la asesinó. Las dos murieron. El agresor fue capturado. 

XXI.

Yarima Martínez Trespalacios tenía 25 años y vivía en El Banco, Magdalena. El 26 de octubre, su pareja la atacó en medio de un ataque de celos y le disparó dos veces en la cabeza. Aunque sus vecinos intentaron auxiliarla, Yarima murió. El agresor fue capturado cuando se escondía en una finca cercana. Tenía antecedentes por feminicidio agravado y porte ilegal de armas. 

XXII.

Blanca Doris Vasco Roldán fue asesinada a machetazos por su pareja en Caramanta, Antioquia. La mañana del 26 de octubre la pareja discutió y el hombre la atacó en el cuello, en la cara y en la cabeza hasta asesinarla. Blanca Doris tenía 48 años. Su agresor está libre. 

XXIII.

Sara Medina, de 49 años, fue asesinada con varias puñaladas por su pareja en su casa en Guayatá, Boyacá. La Policía encontró su cuerpo el 26 de octubre y afuera, a menos de 500 metros, el de su pareja que se suicidó. 

XXIV.

La Fiscalía exhumó el cuerpo de Leidy Tatiana García Ocampo, de 21 años, el 29 de octubre en Villavicencio, Meta. Estaba desaparecida desde el 1 de septiembre, luego de que estuvo incapacitada por 15 días porque su pareja la atacó siete veces con un martillo en la cabeza delante de sus hijos de 2, 4 y 6 años. Leidy Tatiana denunció el hecho y agregó que su agresor la amarró y la amenazó con llevarse a sus hijos. Aún así, Diego Albeiro Castaño Ramírez estuvo libre hasta el 21 de octubre, cuando fue capturado, confesó el crimen y dijo que había enterrado el cuerpo de Leidy Tatiana en una fosa común cerca a su casa. La Fundación Mujer denunció que ninguna entidad le prestó atención a Leidy después de ser atacada y ella no tuvo más remedio que regresar a su casa con sus hijos y su agresor donde finalmente fue asesinada. 

XXV.

Juana María Perea Plata era lideresa, activista y empresaria de ecohoteles en Chocó. Tenía 50 años, era colombo española y se opuso públicamente al proyecto de un puerto en la bahía de Tribugá. El 28 de octubre, tres hombres armados del Clan del Golfo la sacaron a de su casa, la obligaron a desnudarse para humillarla, hicieron que se arrodillara y le dispararon tres veces en una playa de Nuquí. Encontraron su cuerpo al otro día. No se conocían amenazas en su contra. La Fiscalía capturó al lanchero, al que le imputará concierto para delinquir y feminicidio, y al hombre que le habría disparado a la lideresa. 

Una curva que no se aplana: los feminicidios
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Popular

To Top