Columnas

Estado indiferente

Cuesta mirar al frente y observar cómo las miradas van enfocadas a lo que actualmente desata la preocupación de un país, una pandemia que nos arrebató la tranquilidad, la rutina y los proyectos que pretendíamos llevar a cabo, muchas muertes, muchas reformas, un país lleno de caos, marchas y pocas soluciones.

No resto importancia a lo que está pasando, pero jamás pensamos en enfrentarnos a la pandemia más grande: una fuerza militar que nos está arrebatando la vida, que nos priva del derecho a la libre expresión; pero, ¿qué estamos haciendo para cambiar esto? ¿Somos merecedores acaso de tanto maltrato? Seguiremos en pie de lucha, ¡hasta lograr aquello por lo que murieron muchas personas!

Somos un pueblo cansado de las injusticias y la corrupción, un pueblo dispuesto a dejarlo todo en cada grito.
Un grito de respeto, una palabra que cambia vidas, que marcará la diferencia, y cuando el Estado cumpla esta palabra tan simple pero llena de fe, podremos decir que vencimos al enemigo más grande de la historia: la “indiferencia”.

Click to comment
To Top